Análisis de “Nadie sabe nada”. Raúl Escudero

Enlace al programa

Nadie sabe nada (5/12/15)

“Nadie sabe nada” es un programa de radio de la Cadena SER protagonizado por Andreu Buenafuente y Berto Romero. Comenzó a emitirse en 2013, y desde entonces lo podemos escuchar los sábados de 13 a 14 H. Romero y Buenafuente son los únicos tertulianos de este programa de humor. No hay invitados ni colaboradores.

Como ya he dicho, se trata de un programa humorístico. Cada vez son más los espacios de este género que tienen cabida en la radio, ya que suelen tener buenos datos de audiencia. El público, por lo general, los valora positivamente. Algunos ejemplos de otros programas de humor son “yu, No te pierdas nada” (Los 40), “Todo por la radio” (Cadena SER) o “La Parroquia” (Onda Cero).

Si tenemos en cuenta los géneros radiofónicos propuestos por Emma Rodero Antón, en su libro “Producción radiofónica”, podemos clasificar este programa como una tertulia (en cuanto género radiofónico de opinión mixto).

Como es evidente, se trata de un programa en directo, sujeto siempre a la actualidad. Como toda tertulia, destaca por su “libertad estructural y organizativa” (en palabras de Consuelo Sánchez Serrano). Los temas tratados son muy diversos y no están sometidos a estructuras de ningún tipo, aunque eso sí, siempre en clave de humor.

La dinámica de “Nadie sabe nada” es muy sencilla: los oyentes del programa mandan cuestiones paradójicas o graciosas a través de las redes sociales y de la dirección de correo postal. Todas estas cuestiones se reescriben, se imprimen y se introducen en una urna de la que, posteriormente, Buenafuente y Romero las extraen una a una aleatoriamente. En el programa del 5 de diciembre se abordaron cuestiones como las siguientes: ¿qué hay en el fondo de las arenas movedizas?, ¿dónde tienen las tetas las ballenas?, o ¿existe algún taxista que no sepa cómo arreglar la crisis?

Andreu y Berto usan un lenguaje desenfadado, propio de este tipo de programas. Las bromas, los chistes y los chascarrillos impiden un uso más formal del lenguaje. Por lo tanto, el lenguaje radiofónico se adecúa a las condiciones del programa.

Para amenizar el programa y darle más dinamismo utilizan un recurso muy habitual en los programas de radio, que son las interrupciones musicales. Esto sirve además para dar un respiro a los locutores, que nunca está de más.

La Cadena SER no solo emite “Nadie sabe nada” por la radio, también lo graba en vídeo para después subirlo a la web. Si no hemos podido escuchar el programa en directo o sencillamente preferimos el contenido audiovisual, podemos acceder a él en la web de la Cadena SER poco después de su emisión.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s